Menu

El periodismo necesita de la sociedad tanto como la sociedad necesita del periodismo.

Autor: Walter Camerano

El periodismo necesita de una ciudadanía activa, que se involucre y por ende que lo proteja, también que genere la presión necesaria, que los gobiernos o los intereses, por más fuertes que sean, no puedan acallar, que no puedan ignorar.
Sabes por qué? Porque el periodismo tiene que contar con las máximas garantías para poder ejercerlo.
No hay que perder el periodismo de calidad o subordinarlo a la mediocridad, a intereses partidarios, ni económicos, ni siquiera te diría ideológicos, la noticia o la información es una: es objetiva. Las opiniones sobre un hecho o un acontecimiento pueden ser muy diversas, vistas de distintos ángulos, los datos no. Los datos son datos. Las opiniones pueden ser cuestionadas o ser tildadas de partidistas, o de estar contaminadas e influenciadas por alguna doctrina política, los datos no, los datos son duros, fuertes, irrefutables, están ahí para molestar al que haya que molestar o para felicitar, si son buenos, a quien lo haya hecho posible.
El periodista no solo es responsable de lo que hace, si no de lo que no hace con la información que tiene, de lo que defiende y de lo que calla.
“ En un pais libre y democrático, un periodista no debe tener otros limites que el del Código Penal”. Lo grita y dice Arturo Pérez-Reverte. Escritor y filosofo Español.
Y la mejor ley que puede tener la prensa es la que no existe, la prensa no necesita de leyes que la regulen, cuanto menos regulación: más Libertad, que es justamente lo que más necesitan los periodistas para ejercer la profesión: LIBERTAD.
Si, aveces, no te lo cuentan los periodistas ¿cómo te vas a enterar?, ¿los funcionarios te van a contar que hicieron un negociado?, ¿que cobraron sobreprecios?, que pesan los dólares “físicos” por que son muchos para contarlos de a uno. ¿Quién te lo va a mostrar si no es la prensa? ¿Ellos mismos? ¿los diputados que levantaron la mano para aprobar una ley que te perjudica?. Si no te lo cuenta la prensa ¿quién te lo va a contar?, si no te lo muestra la prensa ¿cómo te enteras? que políticos, sindicalistas y otros tantos se llenan la boca hablando de distribución y justicia social y viven en mansiones y usan coches alemanes? Entre otros lujos que jamás veras o conocerás si la prensa no te lo muestra.
Los periodistas son los ojos que ven y molestan cuando te lo muestran, son las orejas que escuchan lo que a ellos no les conviene que vos escuches y te lo hacen conocer. Son los que investigan, indagan y encuentran esos datos que algunos poderosos intereses quieren que vos no sepas.
El periodista es el ojo vigilante, los que velan, los que siempre están atentos, los que investigan, molestan, preguntan, cuestionan: los indispensables, los salvaguardas para que te engañen poco, para que te tomen de boludo lo menos posible.
En un país donde la corrupción y los negociados están en el ADN de parte de nuestra clase política y a esta altura, desgraciadamente, ya están enquistados en nuestra sociedad misma, un periodista independiente que investiga y te lo cuenta, no solo es necesario: es imprescindible!!!!.